La vuelta a lo simple de la mano del Craft Design Chileno

Hoy, el diseño chileno es una mezcla entre el oficio tradicional y un aprendizaje globalizado de Instagram, Pinterest y otras plataformas que nos volaron la cabeza y nos empujaron a explorar nuevas formas, materiales y narrativas visuales. Así, se fue mezclando lo local con lo global, lo artesanal con el arte y el diseño y apareció el craft design, un movimeinto mundial que cambió para siempre nuestro concepto de lo hecho a mano.  

No puedo evitar pensar en mi niñez ochentera, cuando los regalos no tenían muchas pretensiones y por fuera se veían más o menos todos parecidos, la oferta del papel de regalo en esa época no era muy variada la verdad, no era mucho tema tampoco. Después, cambió la cosa, con la llegada del cable y el interné, se nos abrió el mundo de golpe. Se masificaron los moles y en ellos, nos topamos en vivo con cosas que antes sólo se veían en la tele o en alguna revista gringa que a alguien le llegaba por encargo de algún familiar bien viajado.

Pareciera, que desde este punto en adelante fuimos poco a poco perdiendo la capacidad de asombro, por el empacho visual de toneladas de productos importados de los que nos enamoramos y empezamos a entender ya no como la novedad de afuera, sino como algo propio. 

Pero, como decía Café Tacvba, la vida vuelve a su forma circular. Para las generaciones millennials, Z´s, etc., que nacieron ahogándose en mares de opciones, reemplazar esa complejidad por objetos simples de materias nobles, pareciera ser que los conmueve y han sido los mejores embajadores del craft design, aquí y en la quebrada del ají.

Y nosotros, los nacidos una o dos décadas antes, nos subimos felices a este carro, ya cansando de la perfección y gran escala de tanta cosa linda con la que nos tienta el retail. Además, de haber caído en cuenta del precio que estábamos pagando por ellas y empezamos a querer tener menos, pero que signifique más. 

Con todo esto, el diseño local se ha potenciado más que nunca como objeto de deseo y de cierta manera hasta de lujo, donde pequeñas marcas locales nos guían por el camino de vuelta a una simplificación y resignificando objetos que logran captar de mejor forma nuestras emociones. Y ahora, son esos mismos mega espacios comerciales, los que se pololean a pequeñas marcas de diseñadores emergentes a colaborar, para darle valor a su ya no-tan-vigente propuesta de venta.

Y por eso estamos ( y tú estás ) aquí.

Porque queremos ser parte de este movimiento que rescata la belleza desde la curiosidad, la pasión y la originalidad del trabajo de emprendedoras que reinventan los oficios tradicionales en piezas de diseño contemporáneo. 

Acá siempre tendrás un lugar donde llegar cada vez que busques piezas de diseño con sentido o simplemente quieras ver en qué anda la comunidad creativa de artistas, diseñadores y makers del cada vez más grande y diverso escenario de nuestro craft design local. Bienvenidos y que comience la aventura! 

 Pame. - Co-directora de Espacio Autoras.
 
 

Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados